9/20/2006

En la selectividad

Llevo dos días encerrado en un aula con un buen número de aspirantes a estudiantes universitarios. Es la Selectividad.

El pasado martes se celebró (en Andalucía, Ceuta y Melilla) la prueba de idiomas extranjeros. Cuando leí el texto (inglés) me pregunté qué pretendía medir esa prueba: ¿qué aspecto de la competencia comunicativa o de la competencia general de los estudiantes cubría la prueba? Por lo pronto, era una prueba solo escrita: ¿cuesta tanto una audición, cuando ya se incorpora a la prueba de Historia de la Música? Además, se valoraban aspectos (en la prueba de inglés) como construir correctamente una oración con un pronombre relativo, o una pasiva: ¿qué demuestra eso sobre la competencia general del estudiante? Desde que yo me examiné el examen parece no haber cambiado ni un ápice, cuando TODO en la didáctica de la lengua ha cambiado (o está cambiando, o se está intentando cambiar).

El problema es que el peso del examen de Selectividad es tan grande en el imaginario colectivo de estudiantes y profesores que mucho me temo que hasta que no lo cambiemos no podremos cambiar cómo se enseña y se aprenden idiomas extranjeros en nuestro país. Y así nos va.

Saludos

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home